Diferencias de sexo en los factores de riesgo para el infarto de miocardio

Diferencias de sexo en los factores de riesgo para el infarto de miocardio

Proporciones ajustadas de mujeres a hombres de las relaciones de riesgo para la asociación entre los factores de riesgo y el infarto de miocardio incidente. Las líneas horizontales indican los intervalos de confianza correspondientes del 95% en torno a la relación de riesgos. Todos los modelos fueron ajustados por edad. Además, la presión arterial sistólica, la diabetes y el estado socioeconómico se ajustaron entre sí, así como el estado de fumar, el índice de masa corporal, los fármacos hipolipemiantes y los fármacos antihipertensivos. La fibrilación auricular se ajustó de manera similar para estas ocho variables. La presión arterial diastólica y los estadios de hipertensión de la Asociación Americana del Corazón se ajustaron para las mismas variables que la presión arterial sistólica. Los modelos para las variables de fumar incluían el estado socioeconómico y los modelos para el índice de masa corporal contenían el estado de fumar y el estado socioeconómico.

 Los índices de presión arterial más alta, el hábito de fumar, el índice de masa corporal y la diabetes se asociaron con un mayor riesgo de infarto de miocardio (IM) en hombres y mujeres, pero las asociaciones se atenuaron con la edad. En las mujeres, la presión arterial sistólica y la hipertensión, el tabaquismo y su intensidad, y la diabetes se asociaron con índices de riesgo más altos en comparación con los hombres.

BMJ, 07/11/2018Sex differences in risk factors for myocardial infarction: cohort study of UK Biobank participants

 

Objetivos: Investigar las diferencias por sexo en los factores de riesgo de infarto de miocardio (IM) y si varían con la edad.

Diseño: Estudio prospectivo basado en población.

Ámbito: UK Biobank.

Participantes: 471.998 participantes (56% mujeres; edad media 56,2) sin antecedentes de enfermedad cardiovascular.

Medida de resultado principal: Incidente (fatal y no fatal) de IM.

Resultados: 5.081 participantes ((de las cuales 1.463 eran mujeres (28.8%)) tuvieron un IM con un seguimiento medio de siete años, lo que resultó en una incidencia por 10.000 personas años de 7,76 (95% intervalo de confianza 7,37 a 8,16) para mujeres y de 24,35 ( 23.57 a 25.16) para hombres. Los índices de presión arterial más altos, la intensidad del hábito de fumar, el índice de masa corporal y la presencia de diabetes se asociaron con un mayor riesgo de IM en hombres y mujeres, pero las asociaciones se atenuaron con la edad. En las mujeres, la presión arterial sistólica y la hipertensión, el estado de fumar y su intensidad, y la diabetes se asociaron con índices de riesgo más altos para el IM en comparación con los hombres: índice de riesgos de 1,09 (intervalo de confianza del 95%: 1,02 a 1,16) para la presión arterial sistólica, 1,55 (1,32 a 1.83) para fumadoras actuales, 2.91 (1.56 a 5.45) para diabetes tipo 1 y 1.47 (1.16 a 1.87) para diabetes tipo 2. No hubo pruebas de que ninguno de estos índices de riesgo disminuyera con la edad (P> 0,2). Con la excepción de la diabetes tipo 1, la incidencia de IM fue mayor en hombres que en mujeres para todos los factores de riesgo.

Conclusiones: Aunque la incidencia de infarto de miocardio (IM) fue mayor en los hombres que en las mujeres, varios factores de riesgo se asociaron más intensamente con el IM en las mujeres en comparación con los hombres. Las asociaciones específicas por sexo entre los factores de riesgo y el IM disminuyeron con la edad, pero, donde ocurrió, se mantuvo el mayor riesgo relativo en las mujeres. A medida que la población envejece y la prevalencia de factores de riesgo asociados con el estilo de vida aumenta, la incidencia de IM en las mujeres probablemente se volverá más parecido a la de los hombres.