Costes y beneficios del tratamiento de la depresión después del síndrome coronario agudo (SCA)

Los pacientes supervivientes de un SCA que recibieron un tratamiento centralizado y escalonado (teléfono o de Internet, con o sin farmacoterapia), presentaron una mejoría en las puntuaciones de depresión en comparación con los que recibieron la atención habitual.

JAMA Intern Med, 07/03/2013 “Centralized, Stepped, Patient Preference–Based Treatment for Patients With Post–Acute Coronary Syndrome DepressionCODIACS Vanguard Randomized Controlled Trial”.

Sigue siendo importante la controversia acerca de si la depresión puede tratarse con éxito después del síndrome coronario agudo (SCA) y los costes y beneficios de hacerlo. Objetivo: Determinar los efectos de proporcionar atención de la depresión post SCA en los síntomas depresivos y los costes de la atención médica. Diseño: Estudio multicéntrico controlado aleatorizado. Los pacientes fueron reclutados en 2 centros privados y 5 centros académicos ambulatorios en todo Estados Unidos. Participantes: Un total de 150 pacientes con elevados síntomas depresivos (puntuación ≥ 10 del Beck Depression Inventory [BDI]) entre 2 a 6 meses después de un SCA, reclutados entre el 18 de marzo de 2010 y el 9 de enero de 2012. Intervenciones: Los pacientes fueron asignados al azar a 6 meses de cuidado centralizado de la depresión (para la resolución de problemas dado a preferencia del paciente a través del teléfono o de Internet, con o sin farmacoterapia), escalonado cada 6 a 8 semanas (grupo de tratamiento activo, n = 73), o al cuidado de la depresión localmente determinada después de la notificación médica determinada por los síntomas depresivos del paciente (grupo de atención usual, n = 77). Principales medidas de resultado: Los cambios en los síntomas depresivos durante 6 meses y el total de los costes de atención de salud. Resultados: Los síntomas depresivos disminuyeron significativamente en el grupo de tratamiento activo que en el grupo de atención habitual (cambio diferencial entre grupos, -3,5 puntos BDI, IC 95%, -6,1 a -0,7, p = 0,01). Aunque los costes de atención médica estimados fueron mayores para el tratamiento activo que para la atención habitual, los costes generales de atención de la salud estimaron que no fueron significativamente diferentes (ajuste de diferencia de la confusión, – $ 325; IC del 95%, – $ 2639 a $ 1989, p = .78). Conclusiones: En los pacientes con depresión post SCA, el tratamiento activo tuvo un efecto beneficioso sustancial en los síntomas depresivos. Este tipo de cuidado de la depresión es viable, eficaz, y no supone costes adicionales dentro de los 6 meses, por lo que debe ser probado en un ensayo de fase 3 pragmático.