Condición física y riesgo de demencia

Un alto nivel de condición física a una edad media de la vida se asocia con un menor riesgo de desarrollar demencia en el futuro. La asociación es similar con o sin ictus anterior, lo que sugiere que los altos niveles de condición física pueden reducir el futuro riesgo de demencia independientemente de la enfermedad cerebrovascular.

Annals Intern Med, 05/02/2013 “The Association Between Midlife Cardiorespiratory Fitness Levels and Later-Life Dementia: A Cohort Study”.

La prevención primaria de la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia (demencia por todas las causas) es un importante objetivo de salud pública. Hasta la fecha, la evidencia para recomendar cualquier cambio estilo de vida para prevenir o retrasar la aparición de la demencia es insuficiente. El objetivo de este estudio prospectivo, observacional de cohortes es evaluar la asociación entre la medición objetiva de la aptitud cardiorrespiratoria a mitad de la vida (“fitness”) y el desarrollo de demencia por todas las causas en la edad avanzada. Se incluyeron a 19.458 personas que vivían en la comunidad, adultos no ancianos que tenían un examen físico inicial. Se midieron los niveles de condición física, evaluados mediante el protocolo de Balke modificado en cinta de correr, entre 1971 y 2009, y el incidente de demencia por todas las causas utilizando datos de Medicare Parts A and B entre 1999 y 2009. Resultados: se identificaron 1.659 casos de incidente de demencia por todas las causas durante 125.700 años-persona durante el seguimiento de Medicare (mediana de seguimiento de 25 años [rango intercuartílico, 19 a 30 años]). Tras el ajuste multivariable, los participantes en el quintil más alto de nivel de forma física tuvieron un menor riesgo de demencia por todas las causas que los del quintil más bajo (razón de riesgo, 0,64 [95% CI, 0,54 a 0,77]). Los mayores niveles de condición física se asociaron con un menor riesgo de demencia por todas las causas con ictus previo (hazard ratio, 0,74 [IC 0,53 a 1,04]) o sin ictus previo (hazard ratio, 0,74 [IC, 0,61 a 0,90]). Limitaciones del estudio: Los diagnósticos de demencia se basaron en diagnósticos de Medicare, y en general los participantes fueron blancos no hispanos, saludables y bien educados y tenían acceso a la atención preventiva de la salud. Este estudio evaluó los niveles de aptitud, por lo que la prescripción de ejercicio específico puede no producir los resultados y las conclusiones pueden no ser causales. Los autores concluyen que  los altos niveles de condición física a una edad media parecen estar asociados con un menor riesgo de desarrollar demencia por todas las causas en el futuro. La magnitud y la dirección de la asociación fueron similares con o sin ictus anterior, lo que sugiere que los altos niveles de condición física pueden reducir el riesgo de demencia más adelante en la vida, independientemente de la enfermedad cerebrovascular.
http://annals.org/article.aspx?articleid=1567851