Características y resultados de la infección en niños con COVID-19 ingresados en unidades de cuidados intensivos pediátricos

Características y resultados de la infección en niños con COVID-19 ingresados en unidades de cuidados intensivos pediátricos

Este informe inicial describe la infección por COVID-19 en las UCIP de América del Norte y confirma que la enfermedad grave en los niños es significativa pero mucho menos frecuente que en los adultos. Las comorbilidades prehospitalarias parecen ser un factor importante en los niños. Estas observaciones preliminares proporcionan una plataforma importante para estudios mayores de niños con infección por COVID-19.


La reciente y actual pandemia de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) ha cobrado un precio sin precedentes en adultos críticamente enfermos con infección por COVID-19. Si bien existe evidencia de que la carga de infección por COVID-19 en niños hospitalizados es menor que en sus contrapartes adultas, hasta la fecha, solo hay informes limitados que describen COVID-19 en unidades de cuidados intensivos pediátricos (UCIP).

Objetivo: Proporcionar una descripción y caracterización tempranas de la infección por COVID-19 en las UCIP de América del Norte, centrándose en el modo de presentación, la presencia de comorbilidades, la gravedad de la enfermedad, las intervenciones terapéuticas, la trayectoria clínica y los resultados tempranos.

Diseño, entorno y participantes: Este estudio transversal incluyó niños positivos para COVID-19 ingresados en 46 UCIP de América del Norte entre el 14 de marzo y el 3 de abril de 2020, con seguimiento hasta el 10 de abril de 2020.

Principales resultados y medidas: Características prehospitalarias, trayectoria clínica y resultados hospitalarios de niños ingresados en UCIP con infección confirmada por COVID-19.

Resultados: De los 48 niños con COVID-19 ingresados en las UCIP participantes, 25 (52%) eran varones y la mediana (rango) de edad era 13 (4,2-16,6) años. Cuarenta pacientes (83%) tenían comorbilidades preexistentes significativas; 35 (73%) presentaron síntomas respiratorios y 18 (38%) requirieron ventilación invasiva. Once pacientes (23%) tuvieron fallo de 2 o más sistemas de órganos. Se requirió oxigenación por membrana extracorpórea en 1 paciente (2%). Se utilizaron terapias dirigidas en 28 pacientes (61%), siendo la hidroxicloroquina el agente más utilizado, bien solo (11 pacientes) o en combinación (10 pacientes). Al finalizar el período de seguimiento, 2 pacientes (4%) habían muerto y 15 (31%) seguían hospitalizados, 3 todavía necesitaban asistencia respiratoria y 1 recibía oxigenación por membrana extracorpórea. La mediana (rango) de la UCIP y la duración de la estancia hospitalaria para aquellos que fueron dados de alta fueron de 5 (3-9) días y 7 (4-13) días, respectivamente.

Conclusiones y relevancia: Este informe inicial describe la carga de la infección por COVID-19 en las UCIP de América del Norte y confirma que la enfermedad grave en los niños es significativa pero mucho menos frecuente que en los adultos. Las comorbilidades prehospitalarias parecen ser un factor importante en los niños. Estas observaciones preliminares proporcionan una plataforma importante para estudios mayores de niños con infección por COVID-19.