Cambios y factores asociados con la frecuencia del sexo en Gran Bretaña

Cambios y factores asociados con la frecuencia del sexo en Gran Bretaña

La frecuencia del sexo ha disminuido recientemente en Gran Bretaña, más marcadamente entre los adultos jóvenes y los que están casados o conviven. Los hallazgos y sus implicaciones deben explicarse en el contexto del cambio tecnológico, demográfico y social en Gran Bretaña y justifican una mayor investigación.

BMJ, 07/05/2019Changes in, and factors associated with, frequency of sex in Britain: evidence from three National Surveys of Sexual Attitudes and Lifestyles (Natsal

Objetivos: Examinar los cambios a lo largo del tiempo en la frecuencia informada de ocurrencia del sexo y las asociaciones entre la frecuencia sexual y las variables seleccionadas.

Diseño: Corte transversal repetido de encuestas nacionales basadas en la población de actitudes sexuales y estilos de vida (Natsal-1, Natsal-2 y Natsal-3).

Ámbito: La población general británica.

Participantes: Fueron entrevistados en Natsal-1 un total de 18.876 hombres y mujeres de 16 a 59 años de edad y residentes en Gran Bretaña, completado en 1991; 11.161 de 16-44 años en Natsal-2, completado en 2001, y 15.162 de 16-74 años en Natsal-3, completado en 2012. Comparaciones de la frecuencia sexual real y preferida en hombres y mujeres de 16-44 años (rango de edad común a todas las encuestas) entre las tres encuestas. Los factores asociados con la frecuencia sexual de al menos una vez a la semana se examinaron utilizando los datos de Natsal-3.

Principales medidas de resultados: La actividad sexual en el último mes; frecuencia del sexo en el último mes; frecuencia preferida del sexo.

Resultados: El número medio de ocasiones de sexo en el último mes fue cuatro en Natsal-1 y Natsal-2 y tres en Natsal-3 entre las mujeres; y tres en Natsal-1, Natsal-2 y Natsal-3 entre los hombres. La proporción de personas sin sexo en el último mes se redujo entre Natsal-1 y Natsal-2 (de 28.5% a 23.0% en mujeres y de 30.9% a 26.0% en hombres) pero aumentó significativamente en Natsal-3 (a 29.3% en mujeres y el 29,2% en hombres). La proporción que informó sexo 10 veces o más en el último mes aumentó entre Natsal-1 y Natsal-2, de 18.4% a 20.6% en mujeres y de 19.9% a 20.2% en hombres, pero cayó en Natsal-3, a 13.2% En mujer y 14.4% en hombres. Los participantes de 25 años o más, y los casados o los que convivían, experimentaron los mayores descensos en la frecuencia sexual (valores de P para la interacción <0.05). Además de las disminuciones en la frecuencia sexual, hubo un aumento en la proporción de informes de que preferirían tener relaciones sexuales con más frecuencia. Los índices de probabilidad ajustados por edad mostraron que los hombres y las mujeres con mejor salud física y mental tenían relaciones sexuales con mayor frecuencia, al igual que los que tenían un empleo completo y los que tenían mayores ingresos.

Conclusiones: La frecuencia del sexo ha disminuido recientemente en Gran Bretaña, más marcadamente entre los adultos jóvenes y los que están casados o conviven. Los hallazgos y sus implicaciones deben explicarse en el contexto del cambio tecnológico, demográfico y social en Gran Bretaña y justifican una mayor investigación.