Barrios y obesidad: estudio prospectivo de las características del entorno construido y su asociación con resultados de adiposidad en niños

Barrios y obesidad: estudio prospectivo de las características del entorno construido y su asociación con resultados de adiposidad en niños

Las características del diseño urbano a nivel de la calle influye en el desarrollo de la adiposidad infantil (obesidad). Para informar mejor la política y las intervenciones, futuras investigaciones deberían explorar la posibilidad de reducir los vecindarios obesogénicos mejorando las características de diseño a nivel de la calle.

Prev Med, 17/02/2018“Neighbourhoods and obesity: A prospective study of characteristics of the built environment and their association with adiposity outcomes in children in Montreal, Canada”

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29462654 

 

Este documento examinó las posibles asociaciones entre las características del entorno construido evaluadas al inicio utilizando auditorías directas, con los resultados de adiposidad dos años tiempo más tarde, en Montreal, Canadá. Los datos provienen del estudio Quebec Adipose and Lifestyle Investigation in Youth de 630 niños de entre 8 y 10 años con una historia parental de obesidad. Las mediciones iniciales se llevaron a cabo entre 2005 y 2008. El seguimiento se realizó entre 2008 y 2011. Las características del entorno construido se evaluaron al inicio en hasta 10 manzanas contiguas alrededor de las direcciones residenciales de los participantes utilizando auditorías en el mismo lugar. Los análisis se limitaron a los participantes que informaron la misma dirección tanto al inicio del estudio como durante el seguimiento.

Utilizando modelos de regresión multivariable Fueron examinadas las asociaciones prospectivas entre los resultados de adiposidad en el seguimiento (índice z del IMC y relación cintura-altura) y características del entorno construido al inicio del estudio (características para ralentizar el tránsito de vehículos, facilidades para los peatones, desorden, instalaciones de actividad física, comodidad y accesibilidad a las tiendas, y restaurantes de comida rápida). 391 niños fueron incluidos en los análisis.

En los modelos completamente ajustados, los niños que viven en áreas residenciales con presencia de facilidades para peatones tenían una puntuación Z más baja en el IMC, así como una relación cintura-altura más baja. Además, los niños que residen en áreas residenciales con al menos una tienda de conveniencia (accesible) tenían una puntuación z de IMC más baja y una relación cintura-altura más baja en el seguimiento.

Los hallazgos proporcionan evidencia del papel potencial de las características del diseño urbano a nivel de la calle en el desarrollo de la adiposidad infantil. Para informar mejor la política y las intervenciones, futuras investigaciones deberían explorar la posibilidad de reducir los vecindarios obesogénicos mejorando las características de diseño a nivel de la calle.