Autolesiones en personas mayores en una cohorte de atención primaria: incidencia, tratamiento y riesgo de suicidio

Autolesiones en personas mayores en una cohorte de atención primaria: incidencia, tratamiento y riesgo de suicidio

En atención primaria, hemos identificado un grupo de adultos mayores con alto riesgo de muerte no natural, particularmente durante el primer año de la autolesión. Hemos encontrado una alta frecuencia de prescripción de antidepresivos tricíclicos, que se sabe son potencialmente fatales en caso de sobredosis. Enfatizamos la necesidad de una intervención temprana, una prescripción alternativa cuidadosa y un mayor apoyo cuando los adultos mayores que consultan después de un episodio de autolesión y con otras afecciones médicas.

The Lancet Psychiatry, 15/10/2018Self-harm in a primary care cohort of older people: incidence, clinical management, and risk of suicide and other causes of death

 

La autolesión es un factor de riesgo importante para el suicidio, ya que los adultos mayores (mayores de 65 años) tienen una intención suicida mayor que cualquier otro grupo de edad. Con el envejecimiento de la población y la escasez de investigación en este grupo de edad, es necesario establecer el alcance del problema de autolesión. En una cohorte de atención de adultos mayores, el objetivo fue investigar la incidencia de autolesiones, el manejo clínico posterior, la prevalencia de diagnósticos mentales y físicos y el riesgo de mortalidad por causas no naturales, incluido el suicidio.

Métodos: El UK Clinical Practice Research Datalink del Reino Unido contiene registros anónimos de pacientes de la práctica general que capturan de manera rutinaria información clínica relacionada con los servicios de atención primaria y secundaria. Identificamos a 4.124 adultos de 65 años de edad y mayores con un episodio de autolesión comprobado a partir de los códigos de lectura registrados durante 2001–14. Calculamos la incidencia estandarizada y en 2.854 adultos con al menos 12 meses de seguimiento examinamos la frecuencia de las referencias psiquiátricas y la prescripción de medicamentos psicotrópicos después de la autolesión. Estimamos la prevalencia de los diagnósticos de enfermedad mental y física antes y después de la autolesión y, utilizando la regresión de Cox en una cohorte pareada, examinamos los riesgos de mortalidad por causa específica.

Resultados: La incidencia general de autolesiones en adultos mayores de 65 años fue de 4,1 por cada 10.000 personas-año, con tasas específicas de género estables observadas durante el período de 13 años. Después de la autolesión, 335 (11,7%) de los 2.854 adultos fueron remitidos a servicios de salud mental, 1.692 (59,3%) recibieron un antidepresivo y 336 (11,8%) recibieron un antidepresivo tricíclico (ATC). Tener una enfermedad mental previa diagnosticada fue dos veces más frecuente en la cohorte de autolesión que en la cohorte de comparación (proporción de prevalencia 2,10 [IC 95% 2,03–2,17]) y con una condición de salud física previa, la prevalencia fue de 20 % más alto en la cohorte autolesiva en comparación con la cohorte de comparación (1,20 [1,17–1,23]). Los adultos de la cohorte de autolesión (n = 2.454) murieron por causas no naturales aproximadamente 20 veces más frecuentemente que la cohorte de comparación (n = 48.921) durante el primer año. Se observó un riesgo marcadamente elevado de suicidio (cociente de riesgo 145.4 [IC 95% 53.9–392.3]) en la cohorte de autolesión.

Interpretación: En atención primaria, hemos identificado un grupo de adultos mayores con alto riesgo de muerte no natural, particularmente durante el primer año de la autolesión. Hemos resaltado una alta frecuencia de prescripción de antidepresivos tricíclicos, que se sabe son potencialmente fatales en caso de sobredosis. Enfatizamos la necesidad de una intervención temprana, una prescripción alternativa cuidadosa y un mayor apoyo cuando los adultos mayores que consultan después de un episodio de autolesión y con otras afecciones médicas.

Fondos: National Institute for Health Research Greater Manchester Patient Safety Translational Research Centre.