Asociaciones de ingesta de grasas y carbohidratos con la enfermedad cardiovascular y mortalidad

Asociaciones de ingesta de grasas y carbohidratos con la enfermedad cardiovascular y mortalidad

Asociación entre el porcentaje de ingesta energética de macronutrientes y la mortalidad por todas las causas. Análisis ajustados por edad, sexo, índice de privación, etnia, tabaquismo, estatura, categorías de índice de masa corporal, presión arterial sistólica, diabetes basal, trastornos de salud mental, actividad física total, consumo diario de alcohol y consumo total de energía. Los componentes de los macronutrientes (p. ej., azúcar, almidón y fibra) se ajustaron mutuamente. Las áreas sombreadas representan intervalos de confianza del 95%

Muchas asociaciones entre la ingesta de macronutrientes y los resultados de salud no son lineales. Por lo tanto, el asesoramiento dietético podría adaptarse a la ingesta actual. Las pautas dietéticas sobre macronutrientes (p. ej., carbohidratos) también deben tener en cuenta las asociaciones diferenciales de sus componentes (p. ej., azúcar y almidón).

Objetivo: Investigar la asociación de la ingesta de macronutrientes con todas las causas de mortalidad y enfermedad cardiovascular (ECV), y las implicaciones para el asesoramiento dietético.
Diseño: Estudio prospectivo basado en la población.
Ámbito: Biobanco del Reino Unido.
Participantes: 195.658 de los 502.536 participantes en el Biobanco del Reino Unido completaron al menos un cuestionario dietético y fueron incluidos en los análisis. La dieta se evaluó utilizando Oxford WebQ, un cuestionario de recuerdo de 24 horas basado en la web, y las ingestas de nutrientes se estimaron utilizando la metodología estándar. Se utilizaron modelos proporcionales de Cox con splines cúbicos penalizados para estudiar asociaciones no lineales.
Principales medidas de resultado: Mortalidad por todas las causas e incidencia de ECV.
Resultados: 4.780 (2,4%) participantes murieron durante una media de 10,6 (rango 9,4-13,9) años de seguimiento, y 948 (0,5%) y 9.776 (5.0%) experimentaron eventos de ECV fatales y no fatales, respectivamente, durante una media 9.7 (rango 8,5-13,0) años de seguimiento. Se encontraron asociaciones no lineales para muchos macronutrientes. La ingesta de carbohidratos mostró una asociación no lineal con la mortalidad; sin asociación al 20-50% de la ingesta total de energía, pero una asociación positiva al 50-70% de la ingesta de energía (3,14 v 2,75 por 1000 personas años, cociente de riesgo promedio 1,14, intervalo de confianza del 95% 1,03 a 1,28 (60-70% v 50% de energía)). Se observó un patrón similar para el azúcar, pero no para el almidón o la fibra. Una mayor ingesta de grasas monoinsaturadas (2,94 v 3,50 por 1000 personas años, relación de riesgo promedio 0,58, 0,51 a 0,66 (20-25% v 5% de energía)) y una menor ingesta de grasas poliinsaturadas (2,66 v 3,04 por 1000 años persona, 0,78, 0,75 a 0,81 (5-7% v 12% de energía) y grasas saturadas (2,66 v 3,59 por 1000 personas años, 0,67, 0,62 a 0,73 (5-10% v 20% de energía) se asociaron con menor riesgo de mortalidad. Se desarrolló una matriz de riesgo dietético para ilustrar cómo se puede dar asesoramiento dietético basado en la ingesta actual.
Conclusión: Muchas asociaciones entre la ingesta de macronutrientes y los resultados de salud no son lineales. Por lo tanto, el asesoramiento dietético podría adaptarse a la ingesta actual. Las pautas dietéticas sobre macronutrientes (p. ej., carbohidratos) también deben tener en cuenta las asociaciones diferenciales de sus componentes (p. ej., azúcar y almidón).