Asociación de terapia manipulativa espinal con el beneficio clínico y los daños en el dolor de espalda agudo

Esta revisión sistemática y meta-análisis concluye que entre los pacientes con dolor lumbar agudo, la terapia de manipulación espinal se asoció con modestas mejoras en el dolor y la función en un plazo de hasta 6 semanas, con trastornos musculoesqueléticos menores transitorios. Sin embargo, la heterogeneidad en los resultados del estudio fue grande.

JAMA, 11/04/2017 “Association of Spinal Manipulative Therapy With Clinical Benefit and Harm for Acute Low Back Pain. Systematic Review and Meta-analysis”

El dolor lumbar agudo es común y la terapia manipulativa espinal (TME) es una opción de tratamiento. Los ensayos clínicos aleatorios (ECA) y los metanálisis han comunicado diferentes conclusiones sobre la eficacia de la TME. Objetivo: Revisión sistemática de estudios sobre la eficacia y los daños de la TME para el dolor lumbar agudo (≤6 semanas). Fuentes de datos: MEDLINE, Base de datos Cochrane de revisiones sistemáticas, EMBASE y Current Nursing and Allied Health Literature desde el 1 de enero de 2011 hasta el 6 de febrero de 2017, así como revisiones sistemáticas identificadas y ECA para ECA de adultos con dolor lumbar tratados en entornos ambulatorios con TME en comparación con tratamientos simulados o alternativos y que midieron los resultados de dolor o función durante un máximo de 6 semanas. Se incluyeron estudios observacionales para evaluar los daños. Extracción y síntesis de datos: La extracción de datos se realizó por duplicado. La calidad del estudio se evaluó utilizando el Cochrane Back and Neck (CBN) riesgo de sesgo herramienta. Esta herramienta tiene 11 ítems en los siguientes dominios: aleatorización, ocultamiento, diferencias basales, cegamiento (paciente), cegamiento (proveedor de atención [proveedor de cuidado es una métrica de calidad específica utilizada por la herramienta Riesgo de sesgo CBN]), cegamiento (resultado) co-intervenciones, cumplimiento, abandono, oportunidad e intención de tratar. Investigaciones anteriores han demostrado que la herramienta CBN Risk of Bias identifica los estudios con un mayor riesgo de sesgo usando un umbral de 5 o 6 como una puntuación resumida. La evidencia se evaluó utilizando los criterios de Grading of Recommendations Assessment, Development, and Evaluation (GRADE). Principales resultados y medidas: El dolor (medido por la escala analógica visual de 100 mm, la escala numérica de 11 puntos u otra escala numérica del dolor), la función (medida por el Roland Morris Disability Questionnaire de 24 puntos o el índice de discapacidad de Oswestry [rango, 0-100]), o cualquier daño medido dentro de 6 semanas. Hallazgos: De 26 ECA elegibles identificados, 15 ECA (1.711 pacientes) proporcionaron pruebas de calidad moderada de que la TME tiene una asociación estadísticamente significativa con mejoras en el dolor (mejoría media combinada en la escala analógica visual de dolor de 100 mm, -9,95 [IC del 95% -15,6 a -4,3]). Doce ECA (1.381 pacientes) ofrecieron pruebas de calidad moderada de que la TME tiene una asociación estadísticamente significativa con mejoras en la función (tamaño del efecto combinado, -0,39 [IC del 95%: -0,71 a -0,07]). La heterogeneidad no fue explicada por el tipo de clínico que realizó TME, el tipo de manipulación, la calidad del estudio, o si la TME se administró sola o como parte de un paquete de terapias. Ningún ECA notificó ningún evento adverso grave. Se reportaron eventos adversos transitorios menores, tales como aumento del dolor, rigidez muscular y dolor de cabeza, del 50% al 67% del tiempo en grandes series de casos de pacientes tratados con TME. Conclusiones y relevancia: Entre los pacientes con dolor lumbar agudo, la terapia de manipulación espinal se asoció con modestas mejoras en el dolor y la función en un plazo de hasta 6 semanas, con trastornos musculoesqueléticos menores transitorios. Sin embargo, la heterogeneidad en los resultados del estudio fue grande.