Asociación entre hipertensión arterial y futuros eventos cardiovasculares en adultos jóvenes (18-45 años)

Asociación entre hipertensión arterial y futuros eventos cardiovasculares en adultos jóvenes (18-45 años)

Análisis de dosis-respuesta no lineal de la presión arterial sistólica (panel superior) y presión arterial diastólica (panel inferior) y el riesgo de eventos cardiovasculares, enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular y mortalidad por todas las causas. Las áreas sombreadas indican intervalos de confianza del 95% para las líneas de color correspondientes.

Los adultos jóvenes con presión arterial elevada pueden tener un riesgo algo mayor de eventos cardiovasculares en la edad adulta. Debido a que la evidencia de disminución de la presión arterial es limitada, las intervenciones activas deben ser cautelosas y justifican una mayor investigación.

 

The BMJ, 09/09/2020Association between high blood pressure and long term cardiovascular events in young adults: systematic review and meta-analysis”.

Objetivo: Evaluar y cuantificar el riesgo futuro de eventos cardiovasculares en adultos jóvenes con hipertensión arterial.

Diseño: Revisión sistemática y metaanálisis.

Fuentes de datos: Se realizaron búsquedas de datos Medline, Embase y Web of Science desde el inicio hasta el 6 de marzo de 2020. Los riesgos relativos se agruparon mediante un modelo de efectos aleatorios y se expresaron con intervalos de confianza del 95%. Se calculó la diferencia de riesgo absoluta. Se evaluaron las relaciones dosis-respuesta entre la presión arterial y los resultados individuales mediante un modelo de spline cúbico restringido.

Criterios de elegibilidad para la selección de estudios: Se seleccionaron estudios que investigaron los resultados adversos de adultos de 18 a 45 años con hipertensión arterial. El resultado primario del estudio fue una combinación de eventos cardiovasculares totales. Como resultados secundarios se examinaron la enfermedad coronaria, el accidente cerebrovascular y la mortalidad por todas las causas.

Resultados: Se incluyeron en el análisis cohortes observacionales que constaban de aproximadamente de 4,5 millones de  adultos jóvenes. El seguimiento medio fue de 14,7 años. Los adultos jóvenes con presión arterial normal tenían un mayor riesgo de eventos cardiovasculares en comparación con aquellos con presión arterial óptima (riesgo relativo 1,19; intervalo de confianza del 95%: 1,08 a 1,31; diferencia de riesgo 0,37; intervalo de confianza del 95%: 0,16 a 0,61 por 1000 personas-año). Se encontró una asociación gradual y progresiva entre las categorías de presión arterial y un mayor riesgo de eventos cardiovasculares (presión arterial normal alta: riesgo relativo 1,35; intervalo de confianza del 95%: 1,22 a 1,49; diferencia de riesgo 0,69; intervalo de confianza del 95%: 0,43 a 0,97 por 1000 personas-año; hipertensión de grado 1: 1,92, 1,68 a 2,19; 1,81, 1,34 a 2,34; hipertensión de grado 2: 3,15, 2,31 a 4,29; 4,24, 2,58 a 6,48). Se observaron resultados similares para la enfermedad coronaria y el accidente cerebrovascular. En general, la fracción poblacional atribuible a los eventos cardiovasculares asociados con la presión arterial elevada fue del 23,8% (intervalo de confianza del 95% del 17,9% al 28,8%). El número necesario a tratar durante un año para prevenir un evento cardiovascular se estimó en 2.672 (intervalo de confianza del 95%: 1.639 a 6.250) para los participantes con presión arterial normal, 1.450 (1031 a 2326) para aquellos con presión arterial normal alta, 552 (427 a 746) para aquellos con hipertensión de grado 1, y 236 (154 a 388) para aquellos con hipertensión de grado 2.

Conclusiones: Los adultos jóvenes con presión arterial elevada pueden tener un riesgo algo mayor de eventos cardiovasculares en la edad adulta. Debido a que la evidencia de disminución de la presión arterial es limitada, las intervenciones activas deben ser cautelosas y justifican una mayor investigación.