Asociación de presión arterial ambulatoria y en consultorio con mortalidad y resultados cardiovasculares

Asociación de presión arterial ambulatoria y en consultorio con mortalidad y resultados cardiovasculares

La presión arterial durante las 24 horas y durante la noche se asocian significativamente con mayores riesgos de muerte y un resultado cardiovascular (CV) compuesto, incluso después de ajustar por otras mediciones de presión arterial ambulatorias o en el consultorio. Por lo tanto, la presión arterial durante las 24 horas y durante la noche pueden considerarse medidas óptimas para estimar el riesgo CV, aunque estadísticamente, la mejora del modelo en comparación con otros índices de presión arterial es pequeña.

 

JAMA, 06/08/2019Association of Office and Ambulatory Blood Pressure With Mortality and Cardiovascular Outcomes

 

La presión arterial (PA) es un factor de riesgo conocido para la mortalidad general y los resultados fatales y no fatales específicos cardiovasculares (CV). No está claro qué índice de PA está más fuertemente asociado con estos resultados.

Objetivo: Evaluar la asociación de los índices de PA con la muerte y un evento CV compuesto.

Diseño, entorno y participantes: Estudio de cohorte longitudinal basado en la población de 11.135 adultos de Europa, Asia y América del Sur con observaciones de referencia recopiladas desde mayo de 1988 a mayo de 2010 (últimos seguimientos, agosto de 2006 a octubre de 2016).

Exposiciones: Presión arterial medida por un observador o un tensiómetro de consulta automatizado; medida durante 24 horas, durante el día o la noche; y la relación ente la variación (dividida por lecturas durante la noche y diurnas).
Principales resultados y medidas: Las razones de riesgo ajustadas de múltiples variables (HR) expresaron el riesgo de muerte o un evento CV asociado con incrementos de PA de 20/10 mm Hg. Los eventos cardiovasculares incluyeron mortalidad CV combinada con eventos coronarios no fatales, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular. La mejora en el rendimiento del modelo se evaluó mediante el cambio en el área bajo la curva (AUC).

Resultados: Entre 11.135 participantes (mediana de edad, 54.7 años, 49.3% mujeres), 2.836 participantes murieron (18.5 por 1000 personas-años) y 2.049 (13.4 por 1000 personas-años) experimentaron un evento CV durante una mediana de 13.8 años de seguimiento. Ambos puntos finales se asociaron significativamente con todos los índices de PA sistólicos únicos (P <.001). Para el nivel nocturno de presión arterial sistólica, el HR para la mortalidad total fue 1.23 (IC 95%, 1.17-1.28) y para los eventos CV, 1.36 (IC 95%, 1.30-1.43). Para el nivel de presión arterial sistólica de 24 horas, el HR para la mortalidad total fue de 1.22 (IC 95%, 1.16-1.28) y para los eventos CV, 1.45 (IC 95%, 1.37-1.54). Con el ajuste para cualquiera de los otros índices de PA sistólica, las asociaciones de la PA sistólica nocturna y de 24 horas con los resultados primarios se mantuvieron estadísticamente significativas (HR entre 1.17 [IC 95%, 1.10-1.25] a 1.87 [IC 95%, 1.62 -2,16]). Los modelos base que incluyeron índices de PA sistólicos únicos arrojaron un AUC de 0,83 para mortalidad y 0,84 para los resultados de CV. Agregar la presión arterial sistólica de 24 horas o nocturna a los modelos base que incluyeron otros índices de presión sanguínea obtuvo mejoras incrementales en el AUC de 0.0013 a 0.0027 para la mortalidad y 0.0031 a 0.0075 para el resultado CV compuesto. Agregar cualquier índice de PA sistólica a los modelos que ya incluyen la PA sistólica nocturna o de 24 horas no mejoró significativamente el rendimiento del modelo. Estos hallazgos fueron consistentes para la PA diastólica.

Conclusiones y relevancia: En este estudio de cohorte basado en la población, las mediciones más altas de presión arterial durante las 24 horas y durante la noche se asociaron significativamente con mayores riesgos de muerte y un resultado cardiovascular (CV) compuesto, incluso después de ajustar por otras mediciones de presión arterial ambulatorias o en el consultorio. Por lo tanto, la presión arterial durante las 24 horas y durante la noche pueden considerarse medidas óptimas para estimar el riesgo CV, aunque estadísticamente, la mejora del modelo en comparación con otros índices de presión arterial es pequeña.