Asociación de enriquecimiento cognitivo temprano en la vida con la enfermedad de Alzheimer y deterioro cognitivo

Asociación de enriquecimiento cognitivo temprano en la vida con la enfermedad de Alzheimer y deterioro cognitivo

Los hallazgos sugieren que los indicadores de enriquecimiento cognitivo temprano se asocian con una mejor salud cognitiva en la vejez, en parte a través de una asociación con menos cambios patológicos de enfermedad de Alzheimer.

JAMA Neurology, 29/06/2020Association of Early-Life Cognitive Enrichment With Alzheimer Disease Pathological Changes and Cognitive Decline”.

 

Los indicadores de enriquecimiento cognitivo temprano (ELCE) se han asociado con un deterioro cognitivo más lento y una disminución de la demencia al final de la vida. Sin embargo, los mecanismos subyacentes a esta asociación no se han dilucidado.

Objetivo: Examinar la asociación de los ELCE con la enfermedad de Alzheimer (EA) tardía y otros cambios patológicos comunes relacionados con la demencia.

Diseño, entorno y participantes: Este estudio de cohorte clínico-patológico basado en la comunidad, el Proyecto Rush Memory and Aging, realizó un seguimiento de los participantes antes de la muerte durante una media (DE) de 7,0 (3,8) años con evaluaciones cognitivas y clínicas anuales. Desde el 1 de enero de 1997 hasta el 30 de junio de 2019, se inscribieron 2.044 participantes, de los cuales 1.018 murieron. Se aprovecharon los datos post mortem de 813 participantes. Los datos se analizaron del 12 de abril de 2019 al 20 de febrero de 2020.

Exposiciones: Se obtuvieron cuatro indicadores de los ELCE (estado socioeconómico de la vida temprana, disponibilidad de recursos cognitivos a los 12 años de edad, frecuencia de participación en actividades cognitivamente estimulantes e instrucción de lenguas extranjeras en la vida temprana) mediante autoinforme en la línea de base del estudio, a partir de del cual se obtuvo una medida compuesta de los ELCE.

Principales resultados y medidas: Una puntuación de patología global de la EA continua, derivada de los recuentos de placas difusas, placas neuríticas y ovillos neurofibrilares.

Resultados: Los 813 participantes incluidos en el análisis tenían una edad media (DE) de 90,1 (6,3) años al momento de la muerte, y 562 (69%) eran mujeres. En un modelo de regresión lineal controlado por edad al momento de la muerte, el sexo y el nivel educativo, un nivel más alto de ELCE se asoció con una puntuación de patología global de EA más baja (estimación, −0.057; error estándar, 0.022; P = .01). Sin embargo, ELCE no se asoció con ningún otro cambio patológico relacionado con la demencia. Además, un mayor nivel de ELCE se asoció con menos deterioro cognitivo (media [DE], −0,13 [0,19] unidades por año; rango, −1,74 a 0,85). Un efecto indirecto a través de los cambios patológicos de la EA constituía el 20% de la asociación entre ELCE y la tasa de deterioro cognitivo tardío, y el 80% era una asociación directa.

Conclusiones y relevancia: Estos hallazgos sugieren que los indicadores de enriquecimiento cognitivo temprano se asocian con una mejor salud cognitiva en la vejez, en parte a través de una asociación con menos cambios patológicos de enfermedad de Alzheimer.