Asociación de corticosteroides y β-agonistas de acción prolongada inhalados para el control de las exacerbaciones y tratamiento del asma persistente: SMART vs alternativas.

Asociación de corticosteroides y β-agonistas de acción prolongada inhalados para el control de las exacerbaciones y tratamiento del asma persistente: SMART vs alternativas.

En este metanálisis de pacientes con asma persistente, el uso de terapia única de mantenimiento y alivio (SMART) se asoció con un menor riesgo de exacerbaciones de asma respecto de los corticosteroides inhalados como terapia de control (con o sin un agonista β de acción prolongada) y los agonistas β de acción corta como terapia de alivio. La evidencia para los pacientes de 4 a 11 años fue limitada.

JAMA, 19/03/2018“Association of Inhaled Corticosteroids and Long-Acting β-Agonists as Controller and Quick Relief Therapy With Exacerbations and Symptom Control in Persistent AsthmaA Systematic Review and Meta-analysis”

https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2675737 

 

El uso combinado de corticosteroides inhalados y agonistas β de acción prolongada (LABA) para el control y tratamiento de alivio rápido, denominada terapia única de mantenimiento y alivio (SMART) es un posible régimen terapéutico para el tratamiento del asma persistente.

Objetivo: Realizar una revisión sistemática y un metanálisis de los efectos de la terapia SMART en pacientes con asma persistente.

Fuentes de datos y selección de estudios: Se realizaron búsquedas en las bases de datos de MEDLINE mediante OVID, EMBASE, el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados y la Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas desde el inicio de la base de datos hasta agosto de 2016 y actualizado hasta el 28 de noviembre de 2017. Ensayos o estudios observacionales que evalúan la terapia SMART versus corticosteroides inhalados con o sin un LABA utilizados como terapia de control y agonistas β de acción corta como terapia de alivio para pacientes de 5 años o más con asma persistente que informaron un resultado de interés.

Extracción y síntesis de datos: Los metanálisis se realizaron con un modelo de efectos aleatorios para calcular las razones de riesgo (RR), las diferencias de riesgo (DR) y las diferencias de medias con los intervalos de confianza del 95% correspondientes. Dos revisores independientes completaron el cribado de citas, la extracción de datos, la evaluación de riesgos y la evaluación de la intensidad de la evidencia.

Principales resultados y medidas: Las exacerbaciones del asma.

Resultados: Los análisis incluyeron 16 ensayos clínicos aleatorizados (N = 22.748 pacientes), 15 de los cuales evaluaron la terapia SMART como una terapia de combinación con budesonida y formoterol en un inhalador de polvo seco. En los pacientes de 12 años o más (n = 22.524, edad media, 42 años, 14.634 [65%] mujeres), SMART se asoció con un menor riesgo de exacerbaciones de asma en comparación con la misma dosis de corticosteroides inhalados y LABA como terapia de control (RR, 0,68 [IC del 95%, 0,58 a 0,80]; DR, -6,4% [IC del 95%, -10,2% a -2,6%]) y una dosis más alta de corticosteroides inhalados y LABA como tratamiento de control ( RR, 0,77 [IC del 95%, 0,60 a 0,98], DR, -2,8% [IC del 95%, -5,2% a -0,3%]). Se observaron resultados similares cuando se comparó SMART con corticosteroides inhalados solos como terapia de control. En los pacientes de 4 a 11 años (n = 341, mediana de edad, 8 [rango, 4-11] años, 69 [31%] mujeres), SMART se asoció con un menor riesgo de exacerbaciones de asma en comparación con una mayor dosis de corticosteroides inhalados como terapia de control (RR, 0,55 [IC 95%: 0,32 a 0,94]; DR: -12,0% [IC 95%, -22,5% a -1,5%]) o la misma dosis de corticosteroides inhalados y LABA como terapia de control (RR, 0,38 [IC del 95%, 0,23 a 0,63]; DR, -23,2% [IC del 95%: -33,6% a -12,1%]).

Conclusiones y relevancia: En este metanálisis de pacientes con asma persistente, el uso de terapia única de mantenimiento y alivio (SMART) se asoció con un menor riesgo de exacerbaciones de asma respecto de los corticosteroides inhalados como terapia de control (con o sin un agonista β de acción prolongada) y los agonistas β de acción corta como terapia de alivio. La evidencia para los pacientes de 4 a 11 años fue limitada.