Asequibilidad de la dieta de referencia EAT-Lancet: análisis global

Asequibilidad de la dieta de referencia EAT-Lancet: análisis global

Coseo de la dieta de referencia EAT-Lancet en relación con el ingreso medio diario per cápita de los hogares por niveles de ingreso del país y regiones principales.

Las dietas actuales difieren mucho de los objetivos EAT-Lancet. Mejorarlas  es asequible en muchos países, pero para muchas personas requeriría una combinación de mayores ingresos, asistencia nutricional y precios más bajos. Se necesitan datos y análisis del coste de los alimentos más saludables para informar tanto las intervenciones locales como los cambios sistémicos.


La Comisión EAT-Lancet se basó en toda la evidencia nutricional y ambiental disponible para construir la primera dieta de referencia mundial capaz de mantener la salud y proteger el planeta, pero no evaluó la asequibilidad de la dieta. Utilizamos los datos de precios de los alimentos y los ingresos de los hogares para estimar la asequibilidad de las dietas de referencia EAT-Lancet, como un primer paso para guiar las intervenciones para mejorar las dietas en todo el mundo.

Métodos: Obtuvimos precios minoristas a partir de 2011 para 744 alimentos en 159 países, recopilados bajo el Programa de Comparación Internacional. Utilizamos estos datos para identificar los alimentos más asequibles para cumplir con los objetivos EAT-Lancet. Comparamos el coste total de la dieta por día con el ingreso familiar promedio per cápita de cada país, calculamos la proporción de personas para quienes la dieta EAT-Lancet más asequible supera el ingreso total, y también medimos la asequibilidad en relación con una dieta de menor coste que cumpla con los requisitos esenciales de nutrientes.

Resultados: Las dietas EAT–Lancet más asequibles costaron una media global de US $ 2,84 por día (IQR 2,41–3,16) en 2011, de las cuales la mayor parte fue el coste de las frutas y verduras (31,2%), seguido de legumbres y nueces (18,7%), carne, huevos, pescado (15.2%) y lácteos (13.2%). Esta dieta cuesta una pequeña fracción del ingreso promedio en los países de altos ingresos, pero no es asequible para los pobres del mundo. Estimamos que el coste de una dieta EAT-Lancet excedió el ingreso per cápita de los hogares para al menos 1,58 mil millones de personas. La dieta EAT-Lancet también es más cara que el coste mínimo de adecuación de nutrientes, en promedio, por un factor medio de 1,60 (IQR 1,41–1,78).

Interpretación: Las dietas actuales difieren mucho de los objetivos EAT-Lancet. Mejorar las dietas es asequible en muchos países, pero para muchas personas requeriría una combinación de mayores ingresos, asistencia nutricional y precios más bajos. Se necesitan datos y análisis del coste de los alimentos más saludables para informar tanto las intervenciones locales como los cambios sistémicos.

Fondos: Fundación Bill y Melinda Gates.