Antibióticos para la tos húmeda prolongada en los niños

Antibióticos para la tos húmeda prolongada en los niños

La evidencia sugiere que los antibióticos son eficaces para el tratamiento de niños con tos húmeda prolongada (más de cuatro semanas) con un número necesario a tratar para un resultado beneficioso adicional de 3. Sin embargo, los antibióticos tienen efectos adversos y esta revisión solo obtiene resultados inciertos en el riesgo cuando se utilizaron en este contexto. La inclusión de un estudio más sólido fortaleció la revisión Cochrane anterior y sus resultados.

Rev. Cochrane, 31/07/2018“Antibiotics for prolonged wet cough in children”

https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD004822.pub3/full

 

La tos es un síntoma que con frecuencia se consulta a los médicos. La causa más común de tos crónica crónica (más de cuatro semanas de duración) de la infancia es la bronquitis bacteriana prolongada (PBB) en algunos entornos, aunque también pueden presentarse de esta manera otras causas más graves. El manejo oportuno y efectivo de la tos crónica húmeda o productiva mejora la calidad de vida y los resultados clínicos. Las pautas internacionales actuales sugieren que un tratamiento con antibióticos es el primer tratamiento de elección en ausencia de signos o síntomas específicos de un diagnóstico alternativo. Esta revisión buscó aclarar la evidencia actual para apoyar esta recomendación.

Objetivos: Determinar la eficacia de los antibióticos para el tratamiento de niños con tos húmeda prolongada (excluidos los niños con bronquiectasias u otras enfermedades respiratorias subyacentes conocidas) y evaluar el riesgo de daño debido a eventos adversos.

Métodos de búsqueda: Realizamos una búsqueda actualizada (desde 2008 en adelante) utilizando el Registro especializado Cochrane Airways Group, el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (CENTRAL), MEDLINE, Embase, registros de ensayos, artículos de revisión y listas de referencias de artículos relevantes. Las últimas búsquedas se realizaron en septiembre de 2017.

Criterios de selección: Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) que comparaban antibióticos con un placebo o un grupo de control en niños con tos húmeda crónica. Se excluyeron los ensayos grupales y cruzados (cross-over).

Recogida y análisis de datos: Usamos métodos estándar recomendados por Cochrane. Revisamos los resultados de las búsquedas según los criterios predeterminados para la inclusión. Dos revisores independientes seleccionaron, extrajeron y evaluaron los datos para su inclusión. Se estableció contacto con los autores de los estudios elegibles para obtener más información, según fue necesario. Analizamos los datos como “intención de tratar.

Resultados principales: Identificamos tres estudios como elegibles para su inclusión en la revisión. Dos fueron en la revisión anterior y se incluyó un nuevo estudio. Consideramos que los estudios más antiguos tienen un riesgo alto o poco claro de sesgo, mientras que juzgamos el estudio recientemente incluido con bajo riesgo de sesgo. Los estudios variaron en la duración del tratamiento (de 7 a 14 días) y el antibiótico utilizado (dos estudios usaron amoxicilina / ácido clavulánico y uno utilizó eritromicina).
Se incluyeron 190 niños (171 completados), con una edad media de 21 meses a seis años, en los metanálisis. El análisis de los tres ensayos (190 niños) encontró que el tratamiento con antibióticos redujo la proporción de niños no curados en el seguimiento (medida de resultado primaria) (odds ratio (OR) 0,15, intervalo de confianza (IC) del 95% 0,07 a 0,31, análisis por intención de tratar), que se tradujo en un número necesario a tratar para un resultado beneficioso adicional (NNTB) de 3 (IC del 95%: 2 a 4). No identificamos heterogeneidad significativa (tanto para el modelo de efectos fijos como para el de efectos aleatorios, la estadística I² fue 0%). Dos ensayos anteriores evaluaron la progresión de la enfermedad, definida por la necesidad de más antibióticos (125 niños), que fue significativamente menor en el grupo de antibióticos (OR 0,10; IC del 95%: 0,03 a 0,34; NNTB 4; IC del 95%: 3 a 5). Los tres ensayos (190 niños) informaron eventos adversos, que no aumentaron significativamente en el grupo de antibióticos en comparación con el grupo de control (OR 1.88, IC 95% 0.62 a 5.69). Evaluamos la calidad de la evidencia de la calificación GRADE como moderada para todas las medidas de resultado, excepto los eventos adversos que evaluamos como de baja calidad.

Conclusiones de los autores: La evidencia sugiere que los antibióticos son eficaces para el tratamiento de niños con tos húmeda crónica (más de cuatro semanas) con un número necesario a tratar para un resultado beneficioso adicional de 3. Sin embargo, los antibióticos tienen efectos adversos y esta revisión solo obtiene resultados inciertos en el riesgo de aumento de los efectos adversos cuando se utilizaron en este contexto. La inclusión de un estudio más sólido fortaleció la revisión Cochrane anterior y sus resultados.