Acoso entre hermanos respecto del acoso de compañeros en la infancia o adolescencia

Los niños perciben el acoso entre hermanos como emocionalmente angustiante, semejante a ser acosados por un compañero, y los adultos no deben considerarla normal o de menor importancia. En esta muestra representativa de EEUU, el 32% de los niños informó de algún tipo de victimización entre hermanos en el último año.

Pediatrics, 17/06/2013 “Association of Sibling Aggression With Child and Adolescent Mental Health”.

Objetivo: Las agresiones entre hermanos son comunes, pero a menudo desestimada por benignas. Examinamos si ser víctima de diversas formas de agresión entre hermanos se asocia con la aflicción de la salud mental de los niños y adolescentes. También contrastamos las consecuencias de agresión entre hermanos respecto de la agresión entre pares para la salud mental de los niños y adolescentes. Métodos: Se analizó una muestra de probabilidad nacional (n = 3.599), que incluyó entrevistas telefónicas sobre victimizaciones en años anteriores llevadas a cabo a jóvenes de 10 a 17 años o un cuidador adulto sobre los niños de 0 a 9 años de edad. Resultados: Los niños de 0 a 9 años y jóvenes de 10 a 17 años que sufrieron la agresión entre hermanos en el año anterior (es decir, psicológico, sobre bienes, agresión física leve o grave), informaron una mayor angustia en su salud mental. Los niños de 0 a 9 muestran una mayor angustia en su salud mental que los jóvenes de 10 a 17 años en el caso de asalto físico leve, pero no fue diferente a los otros tipos de agresión entre hermanos. La comparación de los hermanos frente a la agresión entre pares en general mostró que los hermanos y la agresión entre pares de forma independiente y exclusiva pronosticó un empeoramiento en la salud mental. Conclusiones: La importancia de la agresión entre hermanos, niños o adolescentes y la salud mental no debe ser desestimada. La movilización para prevenir y detener la victimización entre pares y la intimidación se debe ampliar para abarcar también la agresión entre hermanos.