Aceleración del índice de masa corporal en la primera infancia y riesgo de obesidad prolongada

Aceleración del índice de masa corporal en la primera infancia y riesgo de obesidad prolongada

Entre los adolescentes obesos, el aumento de peso más rápido sucede entre los 2 y 6 años de edad; la mayoría de los niños que son obesos a esa edad serán obesos en la adolescencia.

N Eng J Med, 04/10/2018Acceleration of BMI in Early Childhood and Risk of Sustained Obesity

https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1803527

 

La dinámica del índice de masa corporal (IMC) en niños desde el nacimiento hasta la adolescencia no está clara, y es importante determinar si la susceptibilidad para el desarrollo de obesidad sostenida se produce a una edad específica en los niños.

Métodos: Para evaluar la edad al inicio de la obesidad, se realizaron análisis prospectivos y retrospectivos de la evolución del IMC a lo largo del tiempo en una muestra poblacional de 51.505 niños para los cuales se disponía de datos antropométricos secuenciales durante la infancia (0 a 14 años) y la adolescencia (15 a 18 años de edad). Además, evaluamos la dinámica de los incrementos anuales de IMC, definidos como el cambio en la puntuación de desviación estándar de IMC por año, durante la infancia en 34.196 niños.

Resultados: En los análisis retrospectivos, encontramos que la mayoría de los adolescentes con peso normal siempre habían tenido un peso normal durante la infancia. Aproximadamente la mitad (53%) de los adolescentes obesos tenían sobrepeso u obesidad desde los 5 años de edad en adelante, y la puntuación de desviación estándar del IMC aumentó aún más con la edad. En los análisis prospectivos, encontramos que casi el 90% de los niños que eran obesos a los 3 años de edad tenían sobrepeso o eran obesos en la adolescencia. Entre los adolescentes obesos, la mayor aceleración en los incrementos anuales de IMC se produjo entre los 2 y los 6 años de edad, con un aumento adicional en el percentil del IMC a partir de entonces. La alta aceleración en los incrementos anuales de IMC durante los años preescolares (pero no durante los años escolares) se asoció con un riesgo de sobrepeso u obesidad en la adolescencia que fue 1,4 veces mayor que el riesgo entre los niños que tenían un IMC estable. La tasa de sobrepeso u obesidad en la adolescencia fue mayor entre los niños que habían sido grandes para la edad gestacional al nacer (43,7%) que entre los que tenían un peso adecuado para la edad gestacional (28,4%) o pequeños para la edad gestacional (27,2%), que correspondía a un riesgo de obesidad adolescente 1,55 veces mayor entre los que habían sido grandes para la edad gestacional que entre los otros grupos.

Conclusiones: Entre los adolescentes obesos, el aumento de peso más rápido ocurrió entre los 2 y 6 años de edad; la mayoría de los niños que eran obesos a esa edad serán obesos en la adolescencia. (Financiado por el German Research Council for the Clinical Research Center “Obesity Mechanisms” y otros).